Fotos y texto: @alejandraseijas y @todorastro
Fotografa: www.alejandraseijas.com
Venta de fotos online del Rastro de Madrid

Johnny and Velvet

Toni Martín, es el alma mater de la tienda de ropa de segunda mano y vintage, Johnny and Velvet. El nombre de este establecimiento es un homenaje lleno de amor a sus dos galgos: Johnny, que ya no está entre nosotros y Velvet, la preciosa galga de la foto.

A Toni le empezó a gustar la ropa de segunda mano desde que era muy pequeño. Pero comenzó a tener un contacto más profundo con este estilo de ropa con 16 años, cuando conoció una tienda que regentaba un señor mayor en Valencia. «La primera vez que entré en esa tienda fue una fantasía», recuerda. Allí comenzó a trabajar como aprendiz y a descubrir los entresijos del mundo de la ropa vintage.

En Johnny and Velvet, su actual tienda, situada en la calle Embajadores, nº 42 y abierta desde 2017, ha reunido un gran número de artículos «seleccionados y adaptados al barrio», me cuenta. En sus perchas puedes encontrar: ropa para chico y chica, pantalones Levis, Lee, tejanos de los años 80 y 90, jerséis, camisas, vestidos y hasta kimonos.  

Su clientela es muy joven, desde adolescentes hasta gente de 40 o 50 (joven también, apuntillo yo). La mayoría de sus compradores entran porque ven sus diseños desde la calle, pero también trabaja con muchas producciones de rodajes, videoclips, etc. A mayores, también se involucra mucho en su Instagram @Johnnyandvelvet y realiza envíos a cualquier parte de España.

Toni tiene como objetivo regentar su tienda de forma muy concienciada con la sostenibilidad y con la economía de sus clientes. La ropa es de producción española y también de Alemania y Francia. 

Johnny and Velvet. 
Embajadores, 42, Madrid
Horario de comercio y envíos.
Fotos
@alejandraseijas y @todorastro

Underground moda

Underground fue la segunda tienda de ropa de segunda mano que abrió en Madrid, hace ya 27 años, de la mano de Rosa. La primera sería Marlota, tres meses antes y en la misma calle del Rastro, Mira el Río Baja en el año 1993. Underground ha cambiado dos veces de ubicación. Hace 7 años se mudó a la Calle Bastero, 16 y actualmente y desde hace casi 4 años sigue en la Calle Bastero pero en el número 13. Siempre ha estado en la zona del Rastro. Además de haber sido pionera en Madrid, es todo un referente de ropa vintage. 

Su colección se remonta hasta los años 40, de ahí en adelante. Las prendas más antiguas que tienen en la tienda pertenecen a finales del siglo XIX. En ella se puede encontrar alguna levita de hombre de principios de siglo, camisas de los 80, tocados antiguos, vestidos de novia desde los años 30 a los años 80 y prendas de alta costura. «Pero pocas, porque no se venden bien», afirma Rosa.

Underground ha colaborado en el vestuario de conocidas series de televisión como “Cuéntame”, “El hombre de las mil caras”, “Velvet”, “Las chicas del cable” o “Alta mar” entre otras. Y también con multitud de producciones de obras de teatro. 

La mayoría de la ropa llega a su establecimiento procedente de tiendas antiguas que cierran sus puertas. Se trata de ropa sin usar, que se ha quedado olvidada en algún almacén en provincias como Salamanca o Burgos. Rosa también compra al por mayor, a particulares y anticuarios que han desmontado una casa. La última en el Barrio de Salamanca, por ejemplo. 

Underground
Bastero, 13, Madrid.
Fotos @alejandraseijas y @todorastro

La Trapería

Concepción abrió La Trapería en la calle de Santa Ana allá por el año 1987. Se trata de una tienda de ropa antigua, de época, sobre todos de los años 20 y de los años 40, de principios de siglo. En La Trapería se puede encontrar casi de todo. Hay sotanas, de las que los curas ya casi no usan, ropa de bautizo antigua (cristianares), mantillas, mantones de Manila, madroñeras y mucha mucha puntilla.

A La Trapería acuden los equipos de vestuario de cine y teatro, pero también conocidos diseñadores y modistos como Lorenzo Caprile o Johan Luc Katt. Este último es un maestro bordador de alta costura que ha colaborado, por ejemplo, en la confección del vestido que lució Cristina Pedroche para dar las campanadas de Fin de Año. Aunque Concepción vende a todo aquel que quiera adentrarse en su comercio repleto de prendas del suelo al techo y con un espacio mínimo para el observador o comprador.


Y es que su tienda o almoneda, diría yo, es digna de ver. No te esperas para nada lo que hay dentro… Las prendas las consigue de particulares, principalmente en casas que han sido vaciadas. 

La Trapería
Calle Santa Ana, 14, Madrid. 
Fotos @alejandraseijas y @todorastro

Castillo Encantado

Valerio Fiaccavento viene de Roma, como su apellido indica. Abrió su tienda Castillo Encantado en el año 2006. Valerio venía de Italia con experiencia, allí disfrutaba comprando y vendiendo en los mercadillos de vintage de todo el país.

Aunque en Castillo Encantado se vende ropa de diseño y alta costura vintage y de segunda mano, sobre todo años 60, aunque también se puede encontrar alguna pieza de los años 1800, 1900 y art decó, su fuerte es la costume jewelry. La costume jewelry es considerada la alta joyería pero de precio considerablemente menor, es decir, la alta bisutería. Tienen piezas de todas las épocas y de firmas tan conocidas como Yves Saint Laurent, Chanel, Paco Rabanne

Valerio adquiere sus piezas de particulares «que venden sus armarios, o a sus hijos, una vez que ellas ya no están». También compra en mercadillos donde las grandes “señoronas” (dicho en ningún modo de forma despectiva, pero sí aclaratoria) venden sus piezas en mercadillos o subastas solidarios de Italia, Francia o Portugal.

Entre sus clientes, cabe destacar marcas tan conocidas como Kenzo oLoewe, aunque también acuden diseñadores de otras firmas, gente de otros países y algunas clientas fijas españolas. 

Castillo Encantado
Ribera de Curtidores, 12, Local 32, Madrid.
Horario: Martes, miércoles, jueves y viernes 11.oo a 14.ooh y 17.30 a 20.00 h
y lunes, sábado y domingo por la mañana
Fotos @alejandraseijas @todorastro

Valerio Fiaccavento
Foto @alejandraseijas
Valerio Fiaccavento
Foto @alejandraseijas

Parente

La Almoneda de Parente comenzó su andadura hace ya más de cincuenta años de la mano de Ramón Parente y su mujer que, cómo no, tenían antes un puesto en El Rastro. Después, su hija Ana recogió el testigo y me cuenta que en breve se jubila y le gustaría liquidar la tienda. 

Su catálogo es impresionante. Allí se puede encontrar desde lencería antigua a mantelerías pasando por sábanas, mantones de Manila, mantillas y todo tipo de textil antiguo. Tiene encajes y brocados que datan del año 1900. 

Parente tiene una clientela fija desde hace muchos años. Ana cuenta que normalmente abría todos los días, pero ahora y en esta época de pandemia sólo está «los domingos y cuando me llama alguna clienta», asegura. 

R. Parente
Calle Carlos Arniches, 9 Madrid.
Fotos y texto @alejandraseijas y @todorastro

Ana Parente
Foto @alejandraseijas
Foto @alej@alejandraseijas

Morgan Surplus

Marcos y Encarna comenzaron vendiendo ropa de segunda mano en un puesto del Rastro. En el año 1995, junto a su hijo Marcos, decidieron además abrir una tienda física junto a la Plaza de Cascorro y se especializaron en darle una segunda vida a la ropa militar.

En su tienda, Morgan Plus, se pueden encontrar todo tipo de chaquetas, mochilas, petates o pantalones que los ejércitos ya no usan y han dado de baja. Pero también se pueden encontrar máscaras antigás, botas, parches y las famosas chaquetas alemanas Moleskin como prenda estrella.

Casi toda su ropa proviene de Europa y de EE.UU. Y en cuanto a su clientela, es muy variada, como es la gente que visita El Rastro. 

Morgan Surplus
Calle de la Ruda,3, Madrid
Horario: de lunes a sábado de 10.45 h a 13.45 h
Domingos y festivos de 10.45 a 13.45
Fotos @alejandraseijas y @todorastro

El 28 Vintage

Laura, la dueña de El 28 Vintage, lleva en el mundo de la moda siete años. Abrió su primera tienda en la calle Arenal y luego decidió cambiarse a la zona del Rastro. 

Apasionada por el color, a Laura le gusta la ropa alegre, por eso en su tienda toda la ropa es de marcas americanas, seleccionada por su buen diseño y su calidad. Las prendas proceden de los años 70 a los 90, sobre todo, y son para chico y para chica. Se puede encontrar ropa para todos los gustos: deportiva, vestidos, camisas, pantalones, etc.

La clientela de El 28 Vintage es como describe Laura «muy joven, como La Pili, Nathy Peluso que estuvo trabajando un año conmigo en la tienda, o el cantante Borja Buche, gente muy underground», asegura. 

El 28 Vintage alquila ropa a productoras de cine y televisión y tienen un gran almacén tipo showroom con una colección enorme. Su tienda está ubicada en la calle Embajadores, 6. Y cierra los lunes y miércoles.

El 28 Vintage
Calle Embajadores, 6, Madrid.

Horario: L y X cerrado, M-J-V-S de 11.30 h a 20.00h
Domingo abierto de 11.30h a 15.00 h
Fotos @alejandraseijas
y @todorastro

28 VIntage
Foto @alejandraseijas

Pilar Ilusión

Aunque Pilar trabajó toda su vida en televisión, hace 5 años decidió abrir su propia tienda en El Rastro Pilar Ilusión ya que «siempre me gustó la moda y tengo muchos contactos y prendas exclusivas y únicas». 

En Pilar Ilusión se puede encontrar verdaderas piezas de autor, firmas famosas, ropa única de los años 70 y 80 de diseñadores como Thierry Mugler, Loewe, etc. «Las firmas de moda están ahora copiando estos diseños», me comenta mientras escuchamos a Édith Piaf

Pilar vende también prendas de alta costura muy actuales, vintage y de segunda mano. De diseñadores conocidos, pero también de diseñadores que no son tan conocidos como Chanel, «pero artesanales, muy válidas y con muy buen diseño y tejido». 

La gente que acude a su tienda es muy variopinta. «Suelen venir a ver cómo está hecho el patrón de los trajes clásicos. Son gente joven que trabaja en firmas importantes o que están estudiando diseño y vienen a observar y a copiar. Se fijan mucho en los detalles, el patrón, y vienen a admirar. Me gusta que valoren las prendas», asegura.

Su colección es sobre todo femenina, aunque también tiene algo de ropa de caballero. No mucho, por falta de espacio. También tiene una colección de bolsos antiguos y vintage y alguno «algo más moderno». Pilar elige con mucho cuidado las prendas que se pueden encontrar en su tienda. «No quiero que sea Prêt-à-porter, que lo encuentres en cualquier sitio, es lo que más gusta de mi tienda», explica.

Pilar compra siempre a particulares, pero solo piezas exclusivas. Además, y lo cuento como anécdota, da la posibilidad de dejar la prenda en depósito. 

Pilar Ilusión
Ribera de Curtidores 12, Nuevas galerías local 41.

Horario: sábados y domingos de 11 a 14.30 h
Instagram: pilarilusión

Fotos @alejandraseijas y @todorastro

Matusalén

Matusalén es una almoneda que regentaba hasta hace nada Ana Corrado. Se trata de una tienda de toda la vida que vende antigüedades y tiene, además, una colección de ropa vintage, trajes regionales y complementos, muy interesante. 

Actualmente la tienda la atiende su sobrino que nos cuenta que ha vendido trajes de alta costura a coleccionistas.

Matusalén
Calle Mira el Río Baja, Madrid.
Horario: domingos por la mañana.
Fotos
@alejandraseijas @todorastro

Almoneda María Gutiérrez

María Gutiérrez lleva 10 años en el Callejón del Mellizo con su almoneda. En ella se puede encontrar de todo. Desde armarios y baúles a carteles, pasando por ropa vintage y de segunda mano Prêt-à-porter.

Cuenta que sus mejores clientes son «las productoras de cine y televisión que me compran atrezzo y ropa». Entre sus clientes más conocidos destacan Naty Abascal y el diseñador favorito de la Reina Letizia, Lorenzo Caprile.


María nutre su establecimiento con compras a particulares pero también en almacenes. Abre entre semana de 10 a 14.00 h. «Por la tarde no abro, porque me da miedo, ya que estoy prácticamente sola en la calle», me cuenta. Pero los domingos sí. «Abro de 10:00 h. a 14:30 h. porque se acerca mucha gente joven», asegura.

Almoneda María Gutiérrez
Callejón del Mellizo, 4, Madrid
Foto @alejandraseijas
y @todorastro

Curro Carmona

Maribel Carmona, hija de Curro, está a cargo de esta tienda que fundó su padre allá por el año 1939. Al principio, era una mercería llena de toda clase de puntillas, botones, telas, etc. y luego, más adelante, comenzaron a comprar restos de tiendas y boutiques que cerraban.

Actualmente, también se pueden encontrar prendas de los años 70, gabardinas, abrigos, peletería y tela que se vende por metros. Todo está sin estrenar, procede de comercios que cerraron sus puertas sin llegar nunca a venderlo. «Es todo nuevo, pero de otras épocas», asegura Maribel. 

En Curro Carmona se pueden encontrar también trajes de los años 70 y 80, ropa de bebé de los años 60, diseños para mujer hasta los años 90… Entrar en este local es como entrar en una mercería de otra época. 

Curro Carmona
Calle Carlos Arniches, 32.
Abre entre la semana de 10.30 h. a 13.30 h y de 17:00 h. a 20:00 h.
Sábados y domingos, por la mañana.
Fotos: @alejandraseijas
y @todorastro

Intaria

Arnaldo, de origen alemán, regenta Intaria, una tienda de coleccionismo histórico en la calle Carnero, esquina con la calle Mira el Río Baja. Es quizá la tienda de España que más variedad de piezas militares tiene. En ella se puede encontrar de todo: trajes, cascos, cubrecabezas, ropa militar de distintas épocas (Guerra Civil, Franquismo, Segunda Guerra Mundial, etc.) y de distintos estilos (militar, civil, palaciego, etc.) y países (Japón, Alemania, EE.UU., Francia, etc.)

La prenda más antigua que posee «es quizá un traje de un ministro de Carlos IV que data del siglo XVIII y también alguno de la época de Napoleón», comenta Arnaldo. El propietario consigue todo «viajando sin parar y sobre todo por el boca a boca», afirma. 

Su clientela es sobre todo internacional, americanos, chinos, filipinos, israelíes… pero también le compran muchas instituciones, coleccionistas, decoradores y productoras de cine y teatro. «Lo que ves en esta tienda es sólo la punta del iceberg de todo lo que tenemos», asegura Arnaldo que además de la tienda tiene un gran almacén con oficinas y vestuarios «donde van los actores a probarse trajes. En total habrá unos 1.500 trajes. Y además tenemos otra nave con atrezzo para películas», afirma.


Arnaldo ha trabajado con producciones de películas tan conocidas como “La niña de tus ojos”, “Too Much” o “You are the One” entre otras. Tiene además oficinas y delegaciones por todo el mundo, como en Chicago o Argentina por poner algunos ejemplos. «En Tokio tengo un representante que me consigue mucho material. Y en Nueva York… estamos en ello», subraya. La sede central la tienen en Asturias.

Intaria
Calle Carnero, 13, Madrid.
Horario de mañana y abre los domingos.
Fotos @alejandraseijas @todorastro

Arnaldo de Intaria
Foto @alejandraseijas

Puestos ambulantes de ropa de segunda en mano en El Rastro

La Plaza de Vara del Rey está todos los domingos de Rastro repleta de puestos de ropa se segunda mano. Montañas y montañas de ropa al alcance de jóvenes y no tan jóvenes. Sé, por experiencia, que se pueden encontrar cosas chulísimas. Yo lo hago siempre que me pongo a buscar. 

Entre mis puestos favoritos está el de Doña Carmen (gallega como yo) que, a sus 82 años, lleva cuarenta vendiendo ropa de segunda mano. Junto a su marido Paco y sus tres hijos regentan 3 puestos, pero el domingo que la entrevisté me contaba que «con esto de la pandemia y los sorteos, sólo he podido poner uno».

Doña Carmen vende ropa de segunda mano muy bien conservada. La gente joven disfruta rebuscando en su montaña de ropa. Doy fe de ello, porque soy una de las que rebusca.
Un jersey puede salirte a 2 euros, las blusas a 1 euro, depende de la ropa en general, pero básicamente están sobre esos precios. Os recomiendo llegar pronto porque como saben los que acuden cada domingo: el que antes llega, antes se lleva lo mejor. 


Con la situación actual y a casusa de la pandemia, los puestos han cambiado de lugar. Por eso quiero destacar que, hoy en día, el mayor centro de puestos de ropa de segunda mano y vintage del Rastro está en estos dos lugares: Plaza Vara del Rey y la calle Ribera de Curtidores. Allí se puede encontrar entre otras cosas: abrigos de piel y no piel, vaqueros Levis a 10 euros, trajes de caballero y ropa de lo más variopinta. Los usuarios de estas zonas son de edades y estilos muy diversos. Los hay muy clásicos y los hay muy modernos. Yo me suelo encontrar con muchos “instagramers” que buscan prendas diferentes para salir en sus mejores fotos. La mayoría de las fotos de StreetStyle que suelo publicar en mi Instagram de @todorastro, con estilos “diferentes” las saco allí. Es mi gran photocall.

Fotos y texto: @alejandraseijas y @todorastro
Fotografa: www.alejandraseijas.com
Venta de fotos online del Rastro de Madrid